El embudo de ventas se trata específicamente de la forma en que una empresa planea y establece procesos para ponerse en contacto con los clientes y así lograr la conversión de los mismos, cerrar una venta u obtener un registro. En SmartProspect utilizamos el embudo de ventas para ponernos en contacto con nuestros prospectos y concretar las ventas.

Implementar un embudo de ventas conlleva distintos procesos, para así poder lograr lo que realmente se necesita. A continuación te indicaremos como hicimos en SmartProspect para implementar nuestro embudo de ventas.

Fases que utilizamos para implementar el embudo de ventas

  1. Contacto: En esta etapa nos basamos en identificar y atraer a los clientes potenciales a través de distintos métodos como contenidos de marketing tradicional o directorios oficiales, la razón por la que usamos estos métodos es para lograr que el prospecto deje sus datos de contacto.
  2. Prospecto/Lead: En esta etapa ya hemos obtenido toda la información de los posibles clientes y procedemos a clasificarla. Realizamos este proceso para identificar si es factible o no invertir en este cliente y dejar a un lado a los que definitivamente no están interesados en nuestros servicios.
  3. Oportunidad: En esta etapa esperamos a que los posibles clientes muestren atención o interés en nuestros servicios, para poder ir directamente a ellos con nuestra propuesta.
  4. Calificación: Procedemos a determinar el tipo de producto o servicio que el usuario está dispuesto a adquirir, con frecuencia les hacemos preguntas a través de encuestas para saber con exactitud qué es lo que el cliente quiere.
  5. Cierre: Cuando hemos determinado el tipo de servicio o producto, le damos inicio al proceso de ventas y de esta manera convertimos al prospecto en un cliente.

Razones por las que utilizamos un embudo en nuestro plan de ventas

Una de las razones principales es porque estamos invirtiendo tiempo en ofrecer nuestros servicios, captar clientes, encargarnos de la publicidad y gestionar todo nuestro negocio, aspectos que requieren mucho tiempo y energía. Por ello decidimos automatizar un poco la forma en la que convertimos a prospectos en clientes.

Además hacemos uso del embudo de ventas para que las personas sepan que nuestra empresa existe, demuestren interés y confíen en nosotros para que contraten nuestros servicios. Gracias al embudo de ventas, en SmartProspect podemos crear un plan de ventas que nos permita medir y repetir acciones automáticamente, para que podamos ver dónde están las fallas y por qué esas personas que parecen interesadas no sé convierten en nuestros clientes.

¿Quienes diseñan nuestro embudo de ventas?

Cuando hablamos del diseño del embudo de ventas lo más lógico es que lo haga la persona que se encarga de hacer el plan comercial en SmartProspect, es decir, un profesional que cuente con experiencia en el campo, sepa con qué recursos contamos y que entienda a sus futuros clientes.

En nuestro caso, diseñamos el embudo de ventas gracias a un trabajo conjunto del Director Comercial, Director de Marketing y los demás directivos, de esta manera diseñamos un proceso que incluya a todos los departamentos de nuestra empresa y recopilamos mayor cantidad de información, lo mejor de todo, es que invertimos menos tiempo.

En SmartProspect recomendamos ampliamente el uso del embudo de ventas porque nos permite observar cuales son las expectativas de los clientes en cada una de las etapas. A través del embudo descubrimos cuales son los factores que el cliente toma en cuenta y así podemos realizar campañas personalizadas.

En cuanto a la productividad hemos tenido un impacto muy positivo, podemos desarrollar plazos adecuados y estrategias de contacto para que los clientes avancen rápidamente de una etapa a otra.

Una pregunta muy rápida!

Soy Javier, co-fundador de SmartProspect

¿Quieres probar SmartProspect?

Absolutamente todo incluido e ilimitado por 30 días  sin ningún compromiso.